miércoles, 3 de noviembre de 2010

ANÁLISIS FODA

Las empresas inmobiliarias necesitan analizar sus ejecutorias a través de las variables más importantes, para así diseñar las estrategias (el arte para precisar cómo ganar en los negocios o en la vida) comerciales adecuadas a corto, mediano y largo plazo. Estas variables en el ambiente externo que sean negativas la identificamos como las Amenazas. En cambio, las variables externas positivas son las Oportunidades.

Dentro del ambiente interno encontramos a las Fortalezas que benefician a la empresa y las Debilidades, que menoscaban las potencialidades de la misma.

Ampliando un poco en conocimiento a estos cuatro elementos tenemos, que las Fortalezas es el conjunto de factores con que cuenta una empresa para hacerle frente a la competencia, dentro de las cuales se pueden mencionar: la capacidad o habilidad indiscutible en la prestación del servicio, los recursos humanos capacitados disponibles para el trabajo, la fuerte reputación o marca, la abultada cartera de clientes, etc.

En cuanto a las Oportunidades, son aquellos elementos con causa que resultan positivos, favorables, capitalizables, explotables que se deben descubrir en el entorno en el que actua la empresa. Como ejemplo asomamos: los resultados de estudios de mercados, posibilidades de crecimiento, alianzas estratégicas, mercados liderados por competidores, conocimiento con antelación acerca de la planificación gubernamental en el sector, etc.

En relación a las Debilidades, es la carencia de capacidades de Management para hacer frente a las exigencias del mercado, recursos operacionales menguados, destrezas de mercadeo que no se posean, actividades mercantiles que no se desarrollan, posturas desfavorables que perjudican. Como ejemplo aportamos: falta de experiencia para comerciar el servicio de bienes raíces, ubicación de la empresa, la no realización del trabajo con profesionalismo, desatención al Management de la empresa, etc.

Y en lo referente a las Amenazas, la concebimos como situaciones incómodas que nacen del entorno y que dan indicios de alguna cosa mala o desagradable. Como ejemplo citamos: las regulaciones excesivas por parte del gobierno, demandas judiciales, desacreditacón por parte de clientes insatisfechos, etc.

En su totalidad se le reconoce como FODA y es una herramienta poderosa para la toma de decisiones del Management mediante la interpretación de las variables relevantes que conlleve a cristalizar las fortalezas con su efecto de reducción de las debilidades, sacándole provecho a las oportunidades y eliminando o reduciendo las amenazas.

Enfatizamos entonces, que con la realización de un diagnóstico FODA es para tener claridad en cuanto a un proyecto específico, una planificación de ocurrencia en diferentes espacios de tiempo o una mejora en las relaciones o funcionamiento de la empresa. Es decir; con un diagnóstico en mano nos guía el camino a seguir, nos evita caer en discusiones sin llegar a conclusiones, que se convierta en una relación de enunciados sin ninguna otra consideración o que las estrategias que se generen no sean todas las que hubieran sido factibles, como aquellas que no tendrían impactos significativos.

Esa relación de enunciados deben ir encabezados por las variables con el acompañamiento de preguntas de acuerdo al propósito del análisis. Las respuestas que se generen serán enlistadas para su estudio y consideración.

Son muchos y variados los aspectos que pueden ser sometidos a un análisi FODA y la frecuencia, dependerá de las circunstancias que se presenten. Se puede establecer para fechas fijas en el año anticipándose a los acontecimientos o de acuerdo a la coyuntura surgida. En cualquier caso, se siguen los siguientes pasos que son reconocidos como los clásicos.

1. Organice su trabajo en equipo (opcional).
2. Recopile información y estudios de afectación.
3. Prepare el ambiente de trabajo.
4. Establezca claramente su objetivo.
5. Lluvias de ideas (Brainstorm) sobre Fortalezas.
6. Lluvias de ideas (Brainstorm) sobre Oportunidades.
7. Lluvias de ideas (Brainstorm) sobre Debilidades.
8. Lluvias de ideas (Brainstorm) sobre Amenazas.
9. Discusión socializada para evaluar y priorizar.
10. Elaboración del informe con las estrategias aprobadas.
11. Ejecución de las estrategias.
12. Seguimiento al trabajo.

El involucramiento de los pasos 5,6,7 y 8 pueden estar dados por los siguientes planteamientos, tanto para la empresa como para el entorno:

-Aspectos fuertes que posee la estructura operativa de la empresa inmobiliaria que podrían facilitar el logro de los objetivos.

-Puntos débiles existentes en la empresa inmobiliaria que podrían actuar en detrimento de los objetivos.

-Situaciones o condiciones de oportunidades en el mercado o en el entorno de la empresa inmobiliaria que podrían actuar a favor en el logro de los objetivos.

-Situaciones o condiciones de amenazas que se están dando en el mercado o en el entorno de la empresa inmobiliaria que podrían representar un peligro u obstáculo al logro de los objetivos.

Con este sumario de información se puede llevar a la práctica hasta obtener el confeccionamiento de las estrategias que nos conduzca a obtener los objetivos que pretendemos alcanzar, para mantenernos o avanzar en el negocio de los biene raíces. De esta manera aseguramos un camino expedito, porque de lo contrario no sabremos a pleno conocimiento cómo, el qué y el para qué se está invirtiendo en recursos humanos, monetarios y de tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada